Muchas personas están interesadas en las criptomonedas y cada vez más personas invierten en ellas. Pero incluso entre aquellos que comercian regularmente con criptomonedas, pocos entienden realmente la tecnología subyacente.

Esto se debe al hecho de que las criptomonedas actualmente se utilizan principalmente como una herramienta especulativa.

Mucha gente busca ganancias y no se preocupa por nada más. Solo se requiere un conocimiento técnico mínimo para comenzar a operar, pero es útil comprender los fundamentos.

La educación eliminará la incertidumbre y la duda, que aún es parte de la percepción común sobre Bitcoin y otras criptomonedas.

¿Qué es el minado de criptomonedas?

Hoy en día se habla mucho de las criptomonedas, su volatilidad, ventajas y desventajas. Pero pocos saben realmente cómo surgieron. Sin embargo, todos hemos oído hablar de la minería de criptomonedas antes. Pero… ¿a qué se refiere? ¿Qué es la minería de criptomonedas y para qué sirve? Saber esto puede ayudarnos a comprender mejor este nuevo mundo de la inversión en activos digitales, que está ganando más terreno y más adeptos.

Una de las principales características de la minería es la concentración de los recursos. Es decir, requiere mucha potencia informática para satisfacer las demandas de la minería. Además de permitir que todos los participantes de la red minera se pongan de acuerdo sobre la eficiencia y precisión de la cadena de bloques. Además, no solo es necesario dotar a las máquinas de minería de una gran potencia informática, sino también garantizar una red eléctrica estable.

La minería de criptomonedas es el proceso de resolver acertijos matemáticos complejos (hashes) para verificar transacciones realizadas con moneda digital y registrarlas en un bloque (en el caso de una cadena de bloques) o un sistema similar para garantizar la operación. A través de este proceso, se pueden evitar prácticas fraudulentas como el doble gasto y la introducción de contraseñas falsas en los mercados digitales.

Por ejemplo, cada vez que pagas con criptomoneda, se publica toda la información de la operación (tu saldo, monto, participantes, etc.). Pero hacer visible la información no es suficiente para demostrar que es válida, necesitan que un tercero la verifique.

Las criptomonedas son un sistema descentralizado

Es decir, no operan en ningún mercado financiero ni a través de bancos como intermediarios. Es una forma de dinero para transacciones de persona a persona (P2P). Lo mismo ocurre con el proceso de validación de la red, los usuarios deben ser los responsables de validar y asegurar las transacciones.

Los mineros que realizan este trabajo son conocidos como una especie de probadores de la autenticidad de la transacción, y se les paga por su trabajo, también conocido como recompensas, y se liberan nuevas criptomonedas.

Detrás de escena, su transacción ingresa a la cola de validación y otras entradas esperan ser validadas y agregadas al siguiente bloque. El último bloque sigue aceptando entradas hasta que se llena. Cada bloque está actualmente limitado a 1 MB de datos.

La formación de bloques y la verificación de transacciones dentro de ellos traen recompensas a los mineros dedicados a la minería de criptomonedas.

Después de todo, usan sus recursos (léase electricidad, equipos, etc.) para resolver problemas matemáticos complejos para colocar sus transacciones en la cadena de bloques. Este complejo problema matemático implica extraer criptomonedas para encontrar un número hexadecimal de 64 bits llamado hash.

Los incentivos generalmente se pagan en criptomonedas. Pero no a todos los mineros se les paga.

Solo la primera persona que acierta el hash correcto obtiene la recompensa. Otros solo reciben facturas de electricidad. Por lo tanto, el proceso de minería de criptomonedas es arriesgado y ocasionalmente fructífero. Si no tiene una computadora poderosa a su disposición, probablemente sea una pérdida de tiempo.

En el caso, por ejemplo de Bitcoin que usa la red blockchain.

El número de monedas tiene un valor máximo predeterminado cuando se crea. Por esta razón y para evitar que entren en circulación demasiado pronto, el sistema ideó una condición llamada halving, que consiste en reducir a la mitad la recompensa después de que se agreguen una cierta cantidad de bloques a la red.

Puede ser un error pensar que la minería de criptomonedas es un proceso fácil para obtener monedas “gratis”, pero la realidad es que debe tener un equipo con suficiente potencia de cómputo, sistema de enfriamiento y presupuesto para pagar el alto consumo de electricidad.

 

¿Qué se necesita para minar criptomonedas?

Para extraer una criptomoneda, se requiere el hardware adecuado para extraer esa moneda. Dependiendo de la moneda, es posible que necesite un minero ASIC (una computadora dedicada a extraer una determinada moneda) o una computadora con una GPU (tarjeta gráfica) de alto rendimiento.

En algunos casos, incluso puede usar la CPU (Unidad Central de Procesamiento). Es posible que se requiera un hardware diferente para cada moneda que se extraiga. Usar el hardware incorrecto solo resultará en una pérdida de dinero.

Los mineros basados ​​en GPU

Estos se pueden minar efectivamente para varias monedas siempre que se puedan minar con tarjetas gráficas, pero esta regla no se aplica a los mineros ASIC. Por ejemplo, los mineros ASIC que extraen Bitcoin (algoritmo SHA256) no se pueden utilizar para extraer monedas Zcash (algoritmo Equihash).

Esto se debe a que las dos monedas usan algoritmos diferentes. Los mineros que extraen monedas del algoritmo SHA-256 no son buenos para extraer otros algoritmos. Es importante recordar esto.

Por lo tanto, es mejor asegurarse de tener un minero adecuado para extraer las monedas que desea extraer.

También necesita mantener una conexión de red estable que funcione correctamente. La estabilidad es la clave, no la velocidad.

Además, también se requiere una fuente de alimentación estable y de bajo costo. Dado que los precios de la electricidad tienen un gran impacto en las ganancias, es necesario encontrar electricidad mas barata.

No entendiste nada….. te entiendo, por eso aca te lo explico de una forma mas sencilla

Por ejemplo, supongamos que un rompecabezas hash determina quién primero encuentra un número entre 0 y 10 gana el premio. Los mineros lanzan números hasta que coincidan con el rompecabezas.

Durante este proceso, se le preguntará si el número es correcto.

El que llegue primero al número correcto gana el premio o lo mismo, se lleva la recompensa del bloque.

El uso de algoritmos

Los algoritmos que determinan la dificultad del problema y otras variables hoy en día se consideran sistemas de consenso. Esto se debe a que se requiere el acuerdo de todos los participantes con las reglas.

Actualmente, el sistema de consenso utilizado por Bitcoin, Ethereum y muchas otras criptomonedas es Prueba de trabajo (PoW), aunque hay muchas monedas como Lisk o Stratis que son puramente Prueba de participación (PoS).

PoS se basa en el almacenamiento de monedas, es más fácil de trabajar, no desperdiciará trabajo como PoW y es más eficiente energéticamente.

Los costos asociados de minar criptomonedas

  1. Refrigeración de los equipos – para evitar el sobrecalentamiento, los equipos necesitan estar continuamente refrigerados. Esto incrementa los costes y explica que países como Islandia o Rusia tengan algunas de las mayores granjas de minado del mundo.

  2. Coste energético – los equipos deben de estar continuamente conectados a la red, 24 horas y 7 días a la semana, lo que hace que los países con un coste energético más bajo sean claros candidatos en el alojamiento de estas granjas de minado.

  3. Coste de equipamiento – es necesario contar con equipos informáticos suficientemente potentes como para poder realizar las tareas de minería, y eso implica elevados gastos en tarjetas gráficas y otros componentes que no siempre están al alcance.

  4. Desarrollo de la red – aunque el ejemplo más clásico es Bitcoin, existen otras criptomonedas que utilizan el mismo sistema de minado para generar nuevas unidades de moneda. Cuanto menor sea el grado de desarrollo de esas redes, menor será la dificultad del problema a resolver, y por lo tanto mayor será la accesibilidad para usuarios particulares.

  5. Cotización de la criptomoneda – dado que la recompensa del minado se entrega en una fracción de la propia criptomoneda minada, la cotización de la misma marcará de forma directa el nivel de beneficio o pérdida del que preste el servicio. De la misma forma, cuanto más ajustados estén los costes de minado, mayor será la rentabilidad obtenida.

  6. Ritmo de emisión de moneda – algunas criptomonedas, como Ethereum, tienen una emisión ilimitada, es decir, no existe un máximo de unidades que se puedan incorporar al sistema. Bitcoin, sin embargo, no solo tiene una emisión limitada, sino que la recompensa por minar cada fracción de dicha emisión es decreciente con el tiempo, lo que hace que la minería sólo mantenga el mismo nivel de rentabilidad si la cotización de la moneda crece a un ritmo igual o superior al ritmo al que decrecen dichas recompensas.

  7. Regulación local – tanto los impuestos como incluso la prohibición de los servicios de minería puede reducir de forma significativa las plusvalías obtenidas. En este sentido, países como China llevan tiempo persiguiendo de forma directa estas actividades, aunque no siempre con éxito.

 
 
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Follow by Email
WhatsApp