Los términos contabilidad y finanzas a menudo confunden a las personas debido a su naturaleza similar. Si bien ambos se ocupan de la administración y gestión de los activos de una empresa, se enfocan en diferentes aspectos.

Es crucial comprender la interacción entre ambos campos al evaluar la salud financiera de hogares, negocios, empresas y bolsillos.

Las Finanzas 

Administrar el dinero implica algo más que gastarlo. También incluye actividades tales como ahorrar, pedir prestado, prestar, hacer pronósticos, presupuestar e invertir. Todas estas actividades caen bajo el paraguas de las finanzas, que es la gestión del capital y el dinero.

Hay tres categorías de finanzas: finanzas públicas, finanzas corporativas y finanzas personales. Cada una de estas secciones contiene actividades similares; sin embargo, cada categoría tiene sus propias preocupaciones, regulaciones y consideraciones específicas.

Esto se debe a que cada categoría se ocupa de diferentes poblaciones: las finanzas públicas se ocupan de la gente en general, las finanzas corporativas se ocupan de las empresas y las finanzas personales se ocupan de las personas.

Contabilidad

La contabilidad se refiere al registro periódico de datos financieros sobre una persona, empresa u organización. Este proceso ayuda a las personas a tomar decisiones importantes al brindarles información reciente sobre sus finanzas.

Los contadores realizan muchas actividades para comprender la posición actual de una organización. Estos incluyen el registro de datos financieros, la recopilación de transacciones, la elaboración de informes y el resumen del rendimiento.

Los contadores también crear estados financieros completos, declaraciones de impuestos, balances y estados de flujo de efectivo, para una mayor comprensión.

Las dos áreas son importantes y se complementan 

EL Financiero necesita de la información emitida por el Contador

La contabilidad está estrechamente relacionada con las finanzas, y los expertos por separado recomiendan que cada una sea administrada por diferentes personas. Sin embargo, las pequeñas empresas a menudo tienen una sola persona que se encarga de la contabilidad y las finanzas.

Cada empresa tiene tanto un área financiera como un área contable. El área de contabilidad brinda información importante para las decisiones financieras, por lo que es casi requerida en cualquier empresa con departamentos separados.

Contabilidad recopila y recopila información sobre la empresa interna y externamente. Después de recopilar esta información, contabilidad puede tomar decisiones para la empresa similares a las que toma finanzas.

Tanto la contabilidad como las finanzas entienden las operaciones de la empresa y toman decisiones estratégicas con respecto a las inversiones. También proporcionan los mejores resultados para el negocio en general.

También te puede interesar: Historia de la contabilidad (antigua hasta las NIIF).

El Contador y el Gerente Financiero, dos enfoques diferentes

Las funciones principales del área contable son procesar y reportar los datos financieros para medir el rendimiento de la empresa, evaluar su posición financiera, cumplir con los informes que requieren las autoridades que regulan el manejo de valores y archivarlos, así como declarar y pagar impuestos, entre otros.

Usando principios contables generalmente aceptados y/o Normas estándares de contabilidad como; NIIF, el contador elabora estados financieros que registran los ingresos al momento de la venta (ya sea que se reciba o no el pago) y los gastos, cuando se incurre en ellos.

Este enfoque se conoce como base devengada o base contable de acumulación.

Por otro lado, el gerente financiero analiza sobre todo los flujos de efectivo, es decir, las entradas y salidas meramente de efectivo. Mantiene la liquidez de la empresa mediante la planeación de los flujos de efectivo indispensables para cubrir sus obligaciones y adquirir los activos necesarios para lograr las metas de la empresa.

El gerente financiero usa esta base contable de efectivo para registrar los ingresos y gastos solo de los flujos reales de entradas y salidas de efectivo. Sin importar sus pérdidas o ganancias, una empresa debe tener un flujo de efectivo suficiente para cumplir sus obligaciones en la fecha de vencimiento.

error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Follow by Email
WhatsApp